Rakel

Paciente Reflexoterapia

Estuve seis años con dolores horribles en mis cervicales, codos, rodillas y dedos. Tengo diagnosticadas tres hernias cervicales desde hace 10 años. Me limitaba mi vida diaria, ya que para dormir debía apoyar mi frente en un solo punto boca abajo en un cojín, hasta dormida chillaba de dolor, no podía subir escaleras, ni llevar ni una bolsa con pan.  Me hicieron todo tipo de pruebas: rayos x, tomografías, tac, resonancia, densitometrías, análisis nucleares… más de 2 años con pruebas médicas para finalmente decirme que tenía fibromialgia y que era crónico que tenía que tomar analgésicos y antiinflamatorios y corticoides toda la vida y aparte si no soportaba el dolor cervical me recomendaban operarme. El mismo día del diagnóstico fui a la consulta de reflexoterapia y desde el primer día ya noté mejoría y a las dos semanas de cambiar mi dieta y tomar los nutrientes que también me recomendaron me desaparecieron totalmente todos los dolores. ¡No podía creerlo! Fui a dos o tres sesiones más para reajustar otras cosas que hubieran podido aparecer a raíz de los cambios, y después de eso, opté por estudiar la técnica. Mandé muchos amigos y familiares a la consulta y la respuesta de todos ellos fue super positiva. Hoy en día, y hace ya tres años de mi primera sesión no tengo ningún dolor cotidiano. Si, mis hernias cervicales están ahí, pero no me molestan. Puedo dormir en cualquier postura felizmente y hacer mi vida como siempre. De no ser por ello, quien sabe, probablemente me habrían operado, estaría desmotivadísima y desesperanzada con mi «fibromialgia crónica» y mi vida sería mucho más limitada y triste. Estoy muy agradecida de que haya tantas maneras efectivas y tantos profesionales con vocación de ayudar a otros a sentirse mejor… No quiero decir con esto que la medicina convencional no funcione, todo lo contrario, salva muchas vidas, y es tan importante como otras medicinas complementarias, depende para qué, y depende la persona, funcionan mejor unas u otras. Lo que sí tengo claro, es que sí tempranamente conociéramos y usáramos diferentes técnicas que liberaran y equilibraran nuestro sistema a todos los niveles, probablemente muchas de las enfermedades podrían evitarse o aliviarse. Espero que triunfe la coherencia, la Sabiduría y el respeto en bien de la Salud.